Cómo afeitarse la barba: consejos y trucos para un afeitado óptimo

Afeitarse la barba

Afeitarse la barba puede convertirse en todo un arte.

La realidad es que todo el mundo sabe afeitarse, al ser una acción rutinaria que acompaña a los hombres durante prácticamente toda su vida.

Sin embargo, uno no siempre se afeita de la manera más práctica y adecuada para cuidar la piel y evitar la irritación.

A medida que te haces mayor vas ganando experiencia, pero quizá aún hay cosas que no estás haciendo correctamente.

Por ello durante este artículo te proporcionamos algunos consejos sobre cómo afeitarte la barba de manera eficaz, ya sea con máquina de afeitar o cuchilla.

 

Cómo afeitarse la barba paso a paso: consejos y trucos

Tanto si eres un novato como si llevas practicando toda tu vida, puede que te preguntes si lo estás haciendo de la forma correcta.

A continuación te mostramos una guía paso a paso sobre cómo afeitarte la barba para que perfecciones tu metodología y no sufras ningún tipo de irritación tras el afeitado.

 

1. Hidrata la cara antes de afeitarte la barba

Tanto si te sueles afeitar con cuchilla como con máquina, para conseguir un afeitado perfecto es necesario humedecerte la cara y la barba. La cuestión es que el agua ablanda el pelo y permite que la máquina se deslice con mayor suavidad.

De esta manera reduces la irritación de la piel y los posibles cortes durante el afeitado.

Además, puedes complementarlo con aceites para el pre afeitado, si así lo deseas.

 

2. Aplica espuma o gel de afeitar

Aplicar espuma para afeitar la barba

Una vez la barba esté humedecida ya puedes aplicar la espuma de afeitar. En el mercado existen varios tipos de este producto, según cuentes con una barba blanda o una más espesa y dura, así que opta por aquella que se adapte más a tus necesidades.

Es importante cubrir toda la zona para hidratar correctamente el pelo y protegerte de la irritación. Asimismo, la espuma crea una fina capa protectora entre tu piel y las hojas, garantizando una fricción más suave y reduciendo el riesgo de enrojecimiento de la piel, además de proporcionar alivio y frescor.

Por otro lado, también te ayuda a detectar por qué zonas has pasado la cuchilla, con la finalidad de no dejarte ningún pelo.

 

3. Comprueba el desgaste de las hojas

Si la banda lubricante de la cuchilla o las propias hojas parecen desgastadas es recomendable utilizar un recambio. De lo contrario las cuchillas no serán tan eficaces y deberás realizar un mayor número de pasadas para eliminar el pelo, favoreciendo el enrojecimiento de la piel.

Si necesitas presionar para erradicar el bello facial, probablemente sea necesario un recambio.

 

4. Empieza con pasadas suaves y aclara las hojas constantemente

Limpiar las cuchillas

Realiza movimientos suaves con la máquina de afeitar o la cuchilla. En ningún caso presiones demasiado la piel y deja que la propia máquina haga su trabajo.

Una vez hayas realizado un par de pasadas es importante que aclares las hojas de la maquinilla. Los pelos se enredan entre las hojas y disminuyen la efectividad de cada pasada, lo cual se traduce en tener que hacer pasadas de más por la misma zona y provocar irritación en la piel.

En este sentido es importante no golpear la maquinilla contra la pila para no dañar el propio aparato.

 

5. Aféitate tanto en la dirección del pelo como a contrapelo

No tengas miedo de afeitarte a contrapelo. Seguro que tienes zonas en las que el bello facial crece hacia otra dirección y te dificulta un afeitado suave y sin irritación.

Utiliza siempre la dirección más cómoda en función de la parte que estés afeitando, ya sea en la dirección del mismo pelo o en la contraria.

 

6. Utiliza el aftershave

Una vez termines de afeitarte vuelve a lavarte la cara con agua fría y sécala suavemente, realizando pequeños toques con la toalla. A continuación procede a aplicar un hidratante o aftershave para calmar la piel.

Se trata de un producto que se encarga de cerrar los poros y rehidratar la cara, aportando una sensación de frescura agradable tras el afeitado.

 

Errores a evitar al afeitarse la barba

Muy bien, ahora ya conoces los pasos indispensables para afeitarte la barba cómodamente y con suavidad.

Máquina y accesorios para afeitarse la barba

Sin embargo, también es importante saber qué errores debes evitar. Al fin y al cabo es una rutina que prácticamente vas a realizar durante el resto de tu vida, así que mejor perfeccionarla para no acabar dañando la piel.

He aquí una lista de los errores más típicos que solemos cometer:

  • Afeitarse la barba todos los días: este es uno de los mayores errores. Tu piel necesita descansar, así que si por los motivos que sea necesitas afeitarte cada día te recomendamos ir con sumo cuidado para no irritar en exceso la piel, aplicando crema hidratante de manera diaria (sobre todo si cuentas con una piel sensible).
  • No cambiar la cuchilla cuando está desgastada: es la principal causa de los enrojecimientos faciales. Como comentado, la cuestión es que cuando la cuchilla no corta debidamente solemos aplicar más presión y realizamos un mayor número de pasadas, provocando más irritación y problemas para la piel.
  • Hacerlo sin tiempo y con prisas: las prisas son una de tus peores enemigas. La piel necesita ser tratada con cuidado, así que si no tienes tiempo más vale afeitarte en otro momento. Si vas con prisa, probablemente termines con algún pequeño corte o un mayor enrojecimiento de la piel.
  • No hidratase antes y después del afeitado: si te afeitas en seco, lo vas a notar. Es primordial hidratarte para permitir que la cuchilla se deslice suavemente y con mayor facilidad. Lo ideal es afeitarse la barba justo después de la ducha (o incluso durante).
  • Presionar cuando no sale el pelo: la maquinilla debe deslizarse suavemente. Cuando debes presionar para quitar el pelo es un indicativo de que necesitas un recambio.
  • Comprar la maquinilla más barata: afeitarse no siempre sale barato, pero vale la pena invertir el dinero en una cuchilla o máquina de afeitar buena. La diferencia suele ser notoria y tu piel también lo agradecerá.

 

Conclusión

Si pones en práctica los consejos y recomendaciones comentados probablemente notarás un cambio sustancial en tu afeitado, siempre haciendo uso de los productos más adecuados.

Ya sea tanto por temas de estética como de salud es importante perfeccionar la técnica y afeitarte la barba como si de un lienzo se tratase.

Deja un comentario