Los 7 mejores irrigadores dentales de 2021

mejores irrigadores dentales

Al conocer o hablar con una persona, inevitablemente nos solemos fijar en su sonrisa y dientes.

Asimismo, no solo se trata de un tema estético, sino también de tu salud personal.

El cuidado y la formación correcta de los dientes durante la etapa infantil y adolescente es imprescindible para continuar manteniendo una buena salud bucal de mayores.

Para ello, utilizas el cepillo de dientes todos los días de tu vida.

Sin embargo, son aparatos que no siempre logran alcanzar todos los rincones de tu boca y pueden provocar sangrado de encías, caries, gingivitis, llagas bucales, halitosis…

Por suerte, se crearon los irrigadores dentales para abarcar los espacios más pequeños y los puntos de difícil acceso, eliminando todos los restos de alimentos y saneando las encías gracias a un chorro de agua a presión.

De esta manera, durante la guía te mostramos los mejores irrigadores bucales en función de las reseñas y valoraciones de los usuarios, las características principales a tener en cuenta y el precio de los productos analizados.

¡Conseguir una buena higiene bucal está a tu alcance!

 

Los 7 mejores irrigadores dentales de 2021

7. Oral-B Oxyjet

Presión: 51 PSI

Depósito: 600 ml

Cabezales: 4

Portátil: no

Oral-B Oxyjet

Oral-B, una de las marcas más reconocidas en el sector de la higiene bucal, también es capaz de diseñar irrigadores dentales de calidad, fiables y prácticos para proporcionar una sonrisa cuidada y bonita.

Su modelo Oral-B Oxyjet destaca por integrar una tecnología de microburbujas, proporcionando un flujo de agua a presión combinado con pequeñas burbujas de aire para maximizar la eficiencia del equipo y limpiar en profundidad las encías, eliminando todas las partículas dañinas.

En este sentido, cuenta con 5 niveles de potencia regulables a través de un selector en forma de ruleta, ofreciendo diferentes niveles de presión en función de tus necesidades.

Sin embargo, la máxima potencia no ofrece una presión excesivamente elevada, sobre todo en comparación con otros modelos, por lo que a la práctica resulta un dispositivo interesante para personas con sangrado o inflamación de encías y para aquellas con dientes más sensibles.

De esta manera, ofrece una limpieza suave en zonas de difícil acceso, eliminando las partículas de comida entre los dientes y garantizando una sensación fresca y limpia.

Además, integra dos modos funcionales: monochorro para las zonas interdentales y un sistema multichorro y rotativo para proporcionar un suave masaje a las encías, contribuyendo a una buena salud bucal.

Por otro lado, se trata de un irrigador bucal que incluye 4 cabezales, aunque sin usos especiales, los cuales puedes guardar en el propio compartimento que incorpora la base de carga.

Asimismo, cuenta con un depósito práctico que almacena 600 ml de agua, un tamaño suficiente para realizar varios usos sin necesidad de volver a rellenar el tanque.

Para finalizar, la marca posee otras versiones más completas y con una mayor potencia, como el Oral-B Pro 2000, el cual puedes consultar aquí sus características.

Ver precio

Pros

  • Ideal para personas con encías y dientes sensibles
  • Compartimiento para los cabezales
  • Marca fiable y con buenos materiales
  • Depósito con buena capacidad

Contras

  • No incluye boquillas para usos específicos
  • Modelo más sencillo con menor potencia
  • Cable del irrigador ligeramente corto

6. Panasonic EW1211

Presión: 86 PSI

Depósito: 130 ml

Cabezales: 2

Portátil:

Panasonic EW1211

Panasonic ha creado un irrigador dental portátil sencillo y práctico para complementarlo con el cepillado de dientes.

Un modelo reducido y ligero ideal para llevártelo de viaje o usarlo en la ducha, evitando ensuciar con las posibles salpicaduras.

El chorro de agua alcanza una presión de 590 kPa, es decir, aproximadamente unos 86 PSI, al mismo tiempo que cuenta con una frecuencia de pulso de 1400 veces/minuto, unas características suficientes para una limpieza en profundidad óptima.

El irrigador dental permite 2 chorros distintos en función de tus necesidades: uno con impulsos de agua a presión y otro con chorros de agua mezclados con aire, ideal para limpiar las bolsas periodontales y estimular suavemente las encías.

En este sentido, dispone de 3 modos funcionales:

  • Jet: para retirar el resto de alimentos.
  • Regular Air In: masajear y enjuagar las encías con la combinación de aire.
  • Soft Air In: una menor presión para una limpieza más suave, también mezclando gua y aire.

En cuanto al depósito de agua posee una capacidad de 130 ml al ser un irrigador bucal inalámbrico, así que es necesario llenar el tanque un par o tres de veces para una limpieza completa.

Asimismo, cuenta con un diseño y un mango ergonómico para facilitar el manejo del equipo, al mismo tiempo que el cargador de sobremesa está equipado con un soporte para boquillas. El tiempo de funcionamiento suele rondar los 15 minutos en el modo regular.

Finalmente, el dispositivo permite un giro y rotación de las boquillas para direccionar el agua de manera sencilla, a la vez que incluye 2 cabezales generales con la compra.

Ver precio

Pros

  • Precio asequible
  • Ideal y óptimo para viajes
  • Ligero, práctico y eficaz

Contras

  • Tanque reducido al ser un equipo portátil
  • Solo cuenta con 3 niveles de presión
  • Batería ligeramente justa

5. Youngdo

Presión: 20 – 120 PSI

Depósito: 600 ml

Cabezales: 7

Portátil: no

Youngdo

Youngdo es una marca poco conocida en el sector de los irrigadores orales, pero no te dejes engañar por las apariencias.

Se trata de un irrigador dental con unas prestaciones excelentes dado su precio, el cual permite cuidar la salud bucal de toda la familia. Asimismo, el asa ergonómica contiene un botón de encendido y apagado para un fácil y cómodo control, a la vez que puede girarse 360°.

De la misma manera, posee una función de temporizador muy interesante, apagándose automáticamente tras 3 minutos de uso para garantizar la seguridad.

Un dispositivo con 10 niveles de presión ajustable, la cual permite un rango de presión de agua de 20 – 150 PSI, a la vez que cuenta con una frecuencia de pulso de entre 1250 y 1700 veces por minuto para alcanzar las zonas más profundas y ciegas de la limpieza dental.

Además, es un irrigador bucal versátil y personalizable según las preferencias o necesidades de cada usuario, al incluir 7 boquillas diferentes de lavado para garantizar una sensación fresca y limpia:

  • 3 boquillas clásicas con rotación completa.
  • Cabezal periodontal para masajear las encías y aliviar la periodontitis o gingivitis.
  • Boquilla de placa dental para implantes, puentes o coronas de dientes postizos.
  • Cánula de ortodoncia para las personas con brackets.
  • Cabezal limpiador de lengua.

Por otro lado, el irrigador dental cuenta con un depósito de gran capacidad que permite 600 ml de agua, tamaño suficiente para varias limpiezas. También no gusta que la propia tapa del tanque actúe como caja de almacenamiento para las boquillas.

Por si fuera poco, el fabricante indica una garantía de devolución y reemplazo durante los 12 primeros meses.

Finalmente, la marca posee otra versión reducida y portátil muy interesante, la cual puedes consultar en este enlace.

Ver precio

Pros

  • Cuenta con 10 niveles de presión
  • Incluye varios cabezales según la necesidad
  • Precio asequible
  • Compartimiento para almacenar las boquillas

Contras

  • La manguera es ligeramente corta
  • Los materiales no son de primera calidad

4. Turewell

Presión: 30 – 125 PSI

Depósito: 600 ml

Cabezales: 8

Portátil: no

Turewell

A continuación, te mostramos uno de los mejores irrigadores dentales baratos, sin nada que envidiar a las marcas más conocidas.

Pese a que la calidad de los materiales es menor en comparación con modelos de gama alta, las prestaciones y la potencia que alcanza son perfectas para una limpieza profunda.

El modelo de Turewell cuenta con 10 niveles distintos de presión del chorro de agua, abarcando desde 30 a 125 PSI, un rango excelente para personalizarlo en función de la necesidad del momento.

De la misma manera, el irrigador dental posee una frecuencia de pulsación de entre 1250 y 1700 veces por minuto, facilitando la total eliminación de la suciedad bucal y previniendo caries, sangrado de encías y mal aliento.

En especial, nos encanta que el modelo incluya hasta 8 cabezales reemplazables y un sistema de rotación de 360°, permitiendo un uso para toda la familia:

  • 3 puntas generales de alta precisión.
  • Cabezal para la lengua.
  • Boquilla periodontal para las encías.
  • Punta de placa bacteriana dental.
  • Cánula para la ortodoncia o brackets.
  • Cabezal de cepillo de dientes.

Por lo tanto, se trata de un irrigador oral que ofrece una elevada versatilidad y un sencillo manejo dado su mango ergonómico, el cual integra un interruptor de encendido y pausa.

Por otro lado, posee un ciclo de trabajo de 3 minutos, con un apagado automático por seguridad una vez transcurrido el tiempo.

Además, cuenta con un tanque de agua de 600 ml, una gran capacidad para ofrecer una limpieza sin tener que rellenar el depósito con cada lavado, a la vez que la tapa superior se abre para poder almacenar las boquillas.

Para finalizar, el fabricante indica que el irrigador bucal posee 2 años de garantía.

Ver precio

Pros

  • Hasta 10 niveles de presión o potencia
  • Óptimo para toda la familia
  • Excelente precio
  • Incluye 8 cabezales

Contras

  • Materiales más sencillos
  • Para ciertos usuarios la presión a máxima potencia no es suficiente
  • Ligeramente ruidoso

3. Waterpik WP 100

Presión: 10 – 100 PSI

Depósito: 650 ml

Cabezales: 7

Portátil: no

Waterpik WP-100

Waterpik es indudablemente una de las marcas de referencia del sector de irrigadores dentales, y nos trae un modelo completo con unas prestaciones óptimas e interesantes.

Un irrigador dental apropiado para la limpieza en profundidad de la boca, indicado para aquellos que poseen coronas, implantes u ortodoncias, así como para personas con necesidades concretas, como pueden ser diabéticos o aquellos con enfermedad periodontal.

Se trata de un modelo clásico que elimina eficientemente la placa bacteriana y mejora la salud gingival, con un control de presión que permite disfrutar de 10 potencias distintas, en función de la necesidad o preferencia del momento.

En este sentido, el irrigador bucal incluye 7 cabezales en su compra, proporcionando una limpieza optima según las características del usuario:

  • Dos boquillas tradicionales para limpieza general.
  • Cabezal de cepillo de dientes.
  • Boquilla para limpiar la lengua.
  • Cánula para la higiene interdental.
  • Boquilla periodontal que alcanza las partes profundas de la cavidad.
  • Cabezal ortodóncico para los brackets.

Además, cuenta un compartimiento en la parte superior del dispositivo para almacenar correctamente los cabezales.

Por otro lado, posee un depósito de agua de 650 ml, uno de los más grandes del mercado, que a su vez permite varios usos antes de volver a ser llenado.

Finalmente, un dispositivo con materiales de calidad propio del fabricante, aunque el ruido producido es ligeramente molesto.

Ver precio

Pros

  • Incluye varios cabezales según la necesidad
  • Presión regulable y óptima
  • Marca y materiales de calidad
  • Depósito de agua grande

Contras

  • Ruidoso en su funcionamiento
  • Precio superior

2. Apiker

Presión: 20 – 150 PSI

Depósito: 600 ml

Cabezales: 8

Portátil: no

Apiker

El fabricante Apiker ha diseñado uno de los mejores irrigadores dentales en calidad-precio, ofreciendo un producto eficiente para una limpieza bucal óptima.

Se trata de un modelo con una presión de agua ajustable en 10 niveles, alcanzando un rango de 20 – 150 PSI y permitiendo un control adecuado mediante la rueda de potencia.

En este sentido, los niveles comprendidos entre el 1 y el 3 son ideales para las encías sensibles, al retirar suavemente la placa bacteriana situada alrededor de los dientes, mientras que los niveles del 4 al 7 cuentan con una presión moderada para un limpiado más profundo. En los últimos niveles, entre el 8 y el 10, el irrigador bucal alcanza una elevada presión para las placas rígidas.

De la misma manera, el mango ergonómico con el interruptor de encendido y apagado incorporado facilitan el manejo del dispositivo.

Es un irrigador dental efectivo para mantener una correcta higiene bucal para ti y tu familia, al contar con 8 boquillas con funciones diferentes para limpiar todas y cada una de las partes de la boca:

  • Tres boquillas tradicionales.
  • Cabezal de bacterias para las manchas en los dientes.
  • Cánula para el sarro de la lengua.
  • Punta para los aparatos de ortodoncia.
  • Boquilla de periodontitis.
  • Cabezal de limpieza para la nariz.

Sencillo, práctico, versátil y con elevada eficacia.

Por otro lado, posee un depósito de gran capacidad y a prueba de fugas, permitiendo 600 ml de agua en un tanque con un diseño bonito y agradable, que a su vez integra un compartimiento para guardar las cánulas.

Para terminar, el irrigador bucal está construido con material sin Bisfenol A.

Ver precio

Pros

  • Buena relación calidad-precio
  • Potencia y presión óptima para distintas sensibilidades
  • Manejo práctico y sencillo
  • Compartimento para almacenar las boquillas
  • Equipo versátil al incorporar 8 cabezales

Contras

  • Calidad de los materiales mejorable
  • Motor algo ruidoso

1. Waterpik WP 660

Presión: 10 – 100 PSI

Depósito: 650 ml

Cabezales: 7

Portátil: no

Waterpik WP-660

La marca de irrigadores bucales Waterpik cuenta con muchos años de trayectoria en el sector, convirtiéndose en una de las marcas líderes y de referencia gracias a sus productos potentes, de calidad y altamente eficaces.

En concreto, el modelo Waterpik WP 660 es uno de los mejores irrigadores dentales del mercado, por eso ocupa el top en nuestro ranking.

Un dispositivo con un diseño compacto y contemporáneo, más reducido que sus competidores para ahorrar espacio y con unos acabados de calidad, incorporando materiales buenos y cuidados a simple vista.

La característica esencial de este producto radica en la tecnología que usa, llamada modulación de pulsos. De esta manera, es capaz de maximizar la eliminación de la placa bacteriana y estimular en forma de masaje las encías a través del modo Hydro Pulse, creando chorros intermitentes.

También cuenta con un temporizador que te avisa cada 30 segundos para cambiar la zona de limpieza, igual que ciertos cepillos de dientes eléctricos.

Además, es un aparato fácil de usar que cuenta con un práctico interruptor de activación y apagado en el propio mango del equipo.

De la misma forma, el irrigador oral posee un selector de control para regular los 10 niveles de presión y potencia que permite el dispositivo, siendo óptimo para diferentes sensibilidades de encías.

Por otro lado, incluye 7 cabezales como accesorios, entre los cuales se encuentran:

  • Tres boquillas con cabezal clásico de uso general.
  • Punta de cepillo de dientes para el cepillado manual.
  • Una cánula antiplaca para los implantes o prótesis.
  • Boquilla para limpiar aparatos de ortodoncia.
  • Punta para el tratamiento de las bolsas periodontales.

En especial, nos gusta el módulo que incorpora para guardar los accesorios y las cánulas, así como su gran depósito de agua de 650 ml.

Por el contrario, como aspecto negativo cabe destacar que el dispositivo genera un ruido algo molesto, que desgraciadamente es inevitable.

En definitiva, un irrigador dental disponible en tres colores (azul, blanco y negro) que otorga potencia, frescor y limpieza profunda en un instante.

Ver precio

Pros

  • Materiales de calidad
  • Variedad de cabezales para optimizar la limpieza
  • Rango de presión óptimo
  • Tecnología de modulación de pulsos e hidromasajes
  • Manejo sencillo y práctico

Contras

  • Precio más elevado
  • Motor ligeramente ruidoso

 

Recomendaciones personales

El mejor irrigador dental calidad-precio: Apiker

Si estás buscando un irrigador bucal que ofrezca unas buenas prestaciones, pero sin desembolsar una exagerada cantidad de dinero, el modelo de Alpiker puede cumplir a la perfección tus expectativas.

Apiker

Un equipo que permite disfrutar de una buena higiene bucal para toda la familia desde tu propia casa. Eso sí, sin evitar la necesidad de ir a tu dentista como mínimo una vez al año.

Para ello, el irrigador oral incluye 8 boquillas (tres generales y cinco específicas) para lograr una limpieza en profundidad en función de las necesidades de cada individuo, convirtiéndose en el mejor irrigador dental para ortodoncia.

También proporciona 10 niveles de presión regulables para ajustar la potencia del chorro de agua según la sensibilidad de las encías, una característica imprescindible para minimizar las inflamaciones y sangrados que puede sufrir tu salud bucal.

Además, la capacidad del tanque con 600 ml proporciona agua suficiente para permitir un par o tres de usos antes de ser rellanado, e incorpora un almacenamiento para los cabezales.

Sí, los acabados y materiales son mejorables, pero tampoco se puede pedir más a este precio.

Ver precio

 

El mejor irrigador dental barato: Turewell

Turewell

En caso que desees una opción potente y eficaz con un bajo rango de precio, Turewell puede ser el irrigador bucal que estabas esperando encontrar.

Un modelo muy económico y asequible, pero que de igual manera proporciona unos resultados excelentes para cuidar e higienizar tu salud bucal. En este sentido, los materiales con los cuales está fabricado no son de primera categoría, pero cumple perfectamente con su función.

Asimismo, ofrece diez niveles de presión de chorro de agua, regulables a través de un selector en forma de rueda. Práctico, personalizable y eficaz.

Igualmente, la compra integra 8 boquillas en función de las necesidades de cada uno, las cuales puedes guardar en el compartimiento superior del propio equipo.

Como aspecto interesante y destacable el irrigador bucal posee un temporizador de tres minutos, apagándose automáticamente una vez transcurrido el período de tiempo.

Además, existe una garantía de 2 años, por lo que te aseguras su devolución en caso de producirse algún inconveniente.

Ver precio

 

Tabla comparativa de los mejores irrigadores dentales

A continuación, te facilitamos una comparativa con los mejores irrigadores dentales analizados y sus principales características a tener en cuenta.

Nota: si te encuentras en el móvil, desliza la tabla para ver todas las columnas.

ModeloPrecioPresiónCapacidad depósitoCabezalesDimensionesPesoPortátil

Oral-B Oxyjet
Ver precio51 PSI600 ml417 x 18,8 x 23,1 cm940 grNo

Panasonic EW1211
Ver precio86 PSI130 ml27,5 x 6,9 x 19,7 cm300 gr

Youngdo
Ver precio20 - 120 PSI600 ml714 x 10,5 x 20,8 cm835 grNo

Turewell
Ver precio30 - 125 PSI600 ml812,5 x 10 x 20 cm678 grNo

Waterpik WP 100
Ver precio10 - 100 PSI650 ml717 x 15,2 x 25 cm670 grNo

Apiker
Ver precio20 - 150 PSI600 ml811,5 x 6 x 27 cm273 grNo

Waterpik WP 660
Ver precio10 - 100 PSI650 ml711 x 9 x 26 cm665 grNo

Guía para comprar el mejor irrigador dental

Seamos sinceros, está más que demostrado que el cepillo de dientes no es capaz de eliminar la placa bacteriana en su totalidad, sobre todo en el área interdental y los bordes de las encías, propiciando la aparición de caries o dientes amarillos, entre otras.

Sí, es un elemento de gran ayuda, pero aun así no se logra una higiene bucodental completa. Además, muchas son las veces que debido a una presión excesiva del cepillo se termina dañando la encía y sangrando ligeramente.

Por lo tanto, si te sientes identificad@ con alguno de estos problemas, ponle solución con un irrigador bucal.

 

¿Qué es un irrigador dental y para qué se utiliza?

mejor irrigador bucal

Un irrigador dental es un instrumento electrónico que cuenta con un potente chorro de agua para limpiar en profundidad las encías y las zonas de difícil acceso, aquellas que el cepillo de dientes no logra alcanzar.

¿Cómo el que usa mi dentista? Exacto, el mismo.

De esta manera, es una técnica que combinada con el cepillado diario y el hilo dental proporciona unos resultados excelentes para tu higiene bucal.

Asimismo, se trata de un equipo que cuenta un depósito de agua y una pequeña manguera con pulsador. A través de una bomba eléctrica el agua fluye por la manguera hasta llegar al cabezal, donde sale un chorro pulsátil a presión.

Importante: es un producto seguro de usar y que no causa ningún daño, pero en ningún caso sustituye al cepillo de dientes.

 

¿Quién debería usar irrigadores dentales?

Sinceramente, todos.

O, en su defecto, aquellos que quieran una correcta salud bucal y unos dientes blancos.

En este sentido, los irrigadores dentales pueden ser utilizados por niños, pese a no ser un elemento imprescindible para ellos. En caso que los más pequeños de la casa también lo usen, es recomendable ajustar la presión del chorro para no generarles molestias.

Asimismo, te recomendamos especialmente su uso si te encuentras en una de las siguientes situaciones:

  • Si posees implantes, coronas o prótesis fijas, con el objetivo de realizar un mantenimiento para minimizar el desgaste.
  • Todos los que tienen aparatos de ortodoncia (brackets), al dificultar la limpieza correcta de los dientes.
  • Si sufres de enfermedades periodontales (periodontitis, gingivitis…)
  • Las personas que habitualmente padecen sangrado de encías o llagas bucales.
  • Simplemente, todo aquellos que quieren cuidar su salud y estética.

 

Beneficios de los irrigadores dentales

Detrás de toda sonrisa bonita existe un cuidado y una rutina diaria.

En este sentido, los irrigadores dentales son una parte fundamental para el mantenimiento adecuado y la higiene bucodental.

De esta manera, estos son algunos de los beneficios y ventajas que proporcionan un irrigador bucal:

  1. Previene las caries y el sarro al reducir los niveles de placa bacteriana y abarcar las zonas de difícil acceso.
  2. Cuenta con una elevada eficacia para eliminar posibles restos de comida y evitar inflamaciones.
  3. Produce una sensación más fresca y de limpieza que se traduce en una menor incomodidad bucal.
  4. Minimiza el sangrado de encías y la formación de enfermedades dentales.
  5. Reduce el mal aliento y previene la halitosis.
  6. Permite lucir unos dientes más blancos.
  7. Es versátil y puede ser usado por todos los miembros de la casa.

 

¿Cómo utilizar un irrigador bucal?

Cómo usar adecuadamente los irrigadores dentales

Antes de todo, es recomendable realizar la higiene en profundidad una vez cepillados los dientes y pasado el hilo dental.

Además, los irrigadores orales poseen diferentes boquillas o cánulas, por lo que debes elegir el que mejor se adapte a tus dientes, teniendo en cuentas si llevas brackets, implantes…

Al colocar la boquilla, ya puedes introducir el irrigador dental en la boca.

  • Primero, recuerda llenar de agua el depósito (puede ser agua del grifo). Recomendamos usar agua templada en caso de sensibilidad dental y sangrado de encías.
  • Coloca la boquilla en tu boca y cierra los labios para evitar que salpique demasiado.
  • Regula y selecciona la presión adecuada, empezando por el nivel más bajo y aumentando progresivamente.
  • Acércate al lavamanos para que el agua no salpique el suelo o la encimera.
  • Procura seguir la línea de las encías, dirigiendo el chorro de agua hacia los espacios interdentales y la propia encía, tanto para la cara interna como externa de los dientes.
  • Preferiblemente, pasa por todos los espacios bucales durante 2 minutos y al menos una vez al día.
  • Al finalizar se recomienda vaciar el depósito para evitar la proliferación de bacterias, aunque no es totalmente indispensable.

Por otro lado, el irrigador es compartible entre los miembros de la familia, pero no así sus cánulas, de la misma forma que un cepillo de dientes eléctrico.

Importante: empieza con un nivel de presión baja y ve subiendo hasta hallar el punto más adecuado para ti.

 

Aspectos a tener en cuenta al elegir irrigadores dentales

Tipos de irrigadores bucales

El mercado ofrece una gran cantidad de modelos, los cuales varían en practicidad, comodidad y eficacia de limpieza.

Además, es posible distinguir entre distintos tipos de irrigadores bucales en función de sus características más básicas:

  • Irrigadores dentales fijos o de sobremesa: son los irrigadores con mayor potencia y eficacia, al mismo tiempo que disponen de un depósito de agua con más capacidad.
  • Irrigadores portátil o inalámbricos: dispositivos portátiles muy prácticos para llevarlos de viaje, en casas ajenas o usarlo en la ducha, aunque poseen una menor potencia y un depósito de agua más pequeño.
  • Cepillos eléctricos con irrigador dental: modelos 2 en 1 que incluyen estaciones con ambos aparatos, siendo una opción para una higiene completa que puede salir más económica.
  • Irrigadores con conexión al grifo: facilitan una conexión directa de la manguera con el grifo, sin ser necesario ningún depósito, pero la presión depende de la potencia del grifo. Como norma general, son poco recomendables.

 

Potencia y capacidad de presión de los irrigadores dentales

mejor irrigador dentalUno de los aspectos primordiales de los irrigadores orales tiene que ver con la presión del chorro y la frecuencia de pulso.

De esta manera, es necesario que el aparato cuente con una potencia mínima para que sea eficaz y elimine correctamente la placa bacteriana, pero sin llegar a ejercer una presión excesiva.

Por lo tanto, para que el irrigador bucal sea efectivo debe contar con una presión de entre 40 y 120 PSI. En este sentido, cada uno necesita una presión diferente en función de la sensibilidad de sus dientes.

En cuanto a la frecuencia de pulso debe ser superior a 1200 pulsos por minuto, con la finalidad de lograr una limpieza práctica y óptima.

Importante: estos son los dos parámetros imprescindibles que debes tener en cuenta para que el irrigador dental ejerza correctamente su función.

 

Materiales y tamaño

Como en todos los electrodomésticos y aparatos electrónicos, la calidad de los materiales suele ir relacionada con el precio.

Asimismo, el equipo suele ser compacto y resistente, fabricado con plásticos tratados para tolerar golpes y agua.

Por otro lado, se trata de equipos con un tamaño relativamente grande, ocupando un espacio nada despreciable de la encimera del baño. Para optimizar el espacio, puedes adquirir una estación 2 en 1 (cepillo eléctrico con irrigador dental) o comprar un irrigado bucal portátil.

De la misma manera, siempre puedes ir guardándolo debajo de le encimera si cuentas con ese hueco.

 

Depósito de agua

Depósito de agua irrigadores dentalesUn depósito de agua suficientemente grande te garantiza varias limpiezas en profundidad, sin necesidad de rellenar el tanque constantemente.

Como comentado, los irrigadores dentales de sobremesa poseen un mayor depósito, proporcionando varios usos antes de volver a llenarlo. En este sentido, recomendamos un tanque con una capacidad mínima de 600 ml, permitiendo suficiente agua para realizar más de una pasada.

En cambio, si terminas eligiendo un irrigador oral portátil probablemente necesites llenarlo dos veces cada vez que lo utilices, al contar con tanques con una capacidad justa y reducida.

Por lo tanto, es decisión tuya elegir el tipo de irrigador, pero te en cuenta sus ventajas e inconvenientes en referencia a la practicidad que ofrecen uno y otro.

 

Accesorios y componentes extra

Una gran cantidad de modelos de sobremesa incorporan un compartimento para guardar todos los accesorios que incluye la compra, facilitando su almacenaje.

En este sentido, al hablar de accesorios nos referimos a los cabezales o cánulas de la manguera, los cuales son diferentes en función de tus necesidades.

De esta manera, existen boquillas enfocadas para distintos usos, como por ejemplo masajear las encías, otras para las ortodoncias o para los implantes, e incluso existen para limpiar la lengua.

Por otro lado, la propia estación funciona como base de carga en los irrigadores bucales de sobremesa, mientras que los portátiles integran un cable aparte.

En caso que sea un irrigador dental portátil, es también común que cuente con una funda de viaje.

 

Consejos de mantenimiento e higiene para mejorar la salud bucal

Finalmente, te recomendamos los siguientes consejos y pautas si quieres disfrutar de una correcta higiene bucodental y una sonrisa bonita:

  • El irrigador bucal complementa al cepillo de dientes y al hilo dental, no lo sustituye.
  • Úsalo después del cepillado.
  • Mantén limpias las boquillas o cánulas.
  • Intenta vaciar el tanque de agua tras el uso del irrigador oral para evitar el desarrollo de microrganismos contaminantes.
  • Te recomendamos usar un cepillo eléctrico, al ofrecer más pasadas por minuto.
  • Cepíllate los dientes después de cada comida y utiliza el irrigador al menos una vez al día.
  • Visita y consulta a tu dentista como mínimo una vez al año.

De esta manera, lograrás realizar un mantenimiento constante y óptimo para evitar infecciones y problemas bucales a largo plazo.

 

¿Cuál es el mejor irrigador dental?

Almacenamiento de los irrigadores dentales

Es difícil escoger el mejor irrigador dental, aunque claro está que los irrigadores bucales de sobremesa son los más potentes, prácticos y óptimos para una limpieza en profundidad.

Asimismo, todos los modelos analizados durante el ranking resultan eficientes y proporcionan una buena salud bucal.

De la misma manera, Waterpik es una de las marcas top y líder en irrigadores dentales.

 

¿Dónde comprar irrigadores dentales?

Existen varias opciones y alternativas. Por un lado, puedes acudir a una tienda física y encontrarlo en grandes superficies o en tiendas especializadas, incluso en farmacias.

Por el otro, puedes comprar el producto de manera online. Para ello, existen una gran variedad de comercios online, aunque indudablemente el mejor suele ser Amazon.

Gran variedad de modelos, precios económicos y competitivos, envíos rápidos y sin coste adicional con Amazon Prime y procesos de devolución eficientes.

Además, de esta manera te ahorras tiempo en el desplazamiento.

Deja un comentario